puzzles infantiles online

Puzzle Vaiana

Puzzle Vaiana

Pulsa en las siguientes imágenes de puzzles para obtener más información: ⇓⇓

¿Por qué COMPRAR PUZZLE VAIANA?

 

Al comprar el Puzzle Vaiana disney está garantizado el entretenimiento para el niño o niña, es decir, el pequeño asocia el buen rato que pasa delante del televisor con el puzzle vaiana online que tiene enfrente suyo, de esta forma obtendremos un interés inicial muy valioso que sumado con el reto de la realización de la tarea, hace que su capacidad cognitiva y de concentración aumente al uso. El puzzle Vaiana 200 piezas llama la atención visual del chiquito, también tenemos la alfombra puzzle Bob Esponja que es muy divertida y amena.

En definitiva, el puzzle vaiana 3D,  ayudan a tener una mayor capacidad de atención, mejora la memoria visual, además potencia un mayor autocontrol y aptitud reflexiva. Es decir, compra puzzle Vaiana Disney Store o puzzle Vaiana 3D será LA DECISIÓN MÁS ACERTADA!! ✨😍

Qué marcas de puzzle Vaiana puedo escoger?

La verdad que todos los fabricantes de puzzles se centran en el diseño y también en la parte educativa de los niños. Las marcas más completas son: puzzle Educa Vaiana, Puzzle Ravensburger Vaiana y puzzle Clementoni Vaiana.

Dónde comprar Puzzle Vaiana?

En nuestra tienda online puedes comprar de forma muy barata y fácil porque te enlaza al puzzle Vaiana Amazon, no obstante, también puedes encontrarlos en: Puzzle Vaiana Carrefour, Puzzle Vaiana El Corte Inglés, Puzzle Vaiana Juguettos, entre otros.

Además de Puzzle Vaiana, en nuestra tienda online también tenemos:

Puzzle Spiderman
Puzzle Spiderman
Puzzle Peppa Pig
Puzzle Peppa Pig
Puzzle Frozen
Puzzle Frozen

¿Quieres conocer un poco más a Vaiana?  ⇓⇓

La duodécima princesa de Disney, protagonista de una película de animación que se estrenó en noviembre de 2016, no es de Hawai ni de Nueva Zelanda, contrariamente a las teorías de los fans. Aunque Disney no ha confirmado nada, múltiples pistas dejadas por el equipo de dirección indican que lo más probable es que ella venga de una isla poco conocida del Pacífico sudoccidental.

La historia tiene lugar en el Pacífico Sur, y los directores John Musker y Ron Clements (que colaboraron en La Sirenita, Aladino, Hércules o La Princesa y la Rana) revelaron algunos puntos clave de la historia en los últimos seis meses.

La trama se centra en torno a Moana, hija del jefe de la tribu. En el linaje directo de un mítico marino, ella emprende una búsqueda para encontrar una isla legendaria con la ayuda del debilitado pero aún semi dorado dios Maui. A lo largo del viaje luchan contra el traicionero océano y todo lo que éste esconde, mientras aprenden lo que el poder del amor entre amigos puede lograr, resume la sinopsis. Las descripciones oficiales insisten en que la mitología real, algo así como un oxímoron, está integrada en la historia. También sabemos que un cerdo llamado Pua será su mascota, y que un gallo es parte de la fiesta. Ambos animales fueron traídos con ellos a las islas del Pacífico por los primeros polinesios, por lo que vemos que Disney trata de ser preciso con las evidencias arqueológicas.

La historia está ambientada hace 2000 años. En el universo de la película, la colonización humana de las islas del Pacífico comenzó hace 3000 años, o un milenio antes del nacimiento de Moana. Se detuvo por una razón desconocida, y Moana se lanza al mar en un intento de resolver este misterio y terminar la búsqueda de su antepasado.

Cuando Disney presentó a su nueva princesa en 2014, Internet se enamoró completamente de ella. Es la 12ª Princesa de Disney y una de las pocas que no es blanca. Sus orígenes polinesios encendieron la imaginación de los artistas y ya existe una importante comunidad de fanáticos del arte. No es de extrañar, entonces, que se elaborara una ráfaga de teorías sobre los orígenes de Moana.

Por ejemplo, su nombre completo es Moana Waialiki, que tiene un anillo hawaiano debido a la “W”, poco común en el resto de la Polinesia. En Hawai, significaría “Rey del agua”, con una “k” innecesaria. Los hawaianos estaban indignados por el error ortográfico… Y ella viene oficialmente del Pacífico Sur (Hawai está en el hemisferio norte). ¿Y qué pasa? ¿El equipo de Disney tratará las islas y leyendas de la Polinesia como pretextos y no le importará un comino la exactitud?

No necesariamente. De hecho, la “W” existe en otro idioma polinesio: Maorí de Nueva Zelanda. Pero entonces, tanto para Hawai como para Aotearoa (nombre maorí de Nueva Zelanda), estas islas estaban totalmente vacías de presencia humana cuando se supone que nació Moana: fueron colonizadas sólo a principios del segundo milenio, entre el año 900 d.C. y el 1200 d.C…

Volviendo al origen de la lengua polinesia

Pero antes de que llamemos a Disney para otro acto de desconsiderado parcheo de toda una mitología, tenemos que cavar más profundo. De hecho, la “W” existió salvajemente en las comunidades de la Polinesia hace 2000 años. La lengua protopolinesia, recreada por lingüistas históricos usando el método comparativo y construyendo a partir de lenguas contemporáneas, usó el sonido. Se perdió más tarde, reemplazada por una simple “V” en todo el Triángulo Polinesio excepto en dos de sus puntas. Así que al final todo funciona: Moana no es de Hawai, ni tampoco de Nueva Zelanda. Ella tiene que venir de Tonga o Samoa, los dos primeros archipiélagos donde nació el pueblo polinesio. Eran las únicas islas polinesias con población en ese momento…

Sabiendo eso, se hace evidente que la prehistoria de la Polinesia y las leyendas fundacionales (se supone que Maui creó las islas de la Polinesia por sí mismo y domesticó al Sol) serán una parte central de la historia. Especialmente cuando se sabe que las principales teorías sobre los asentamientos humanos en el Pacífico Sur afirman que el pueblo polinesio nació diferenciándose de la civilización lapita alrededor de los años 1500-1000 Antes de Cristo. En este período, la cultura, el lenguaje e incluso la apariencia física de la Polinesia se establecieron.

Esta nueva civilización luego colonizó todas las islas de Samoa y Tonga, y permaneció allí durante 1500 o 2000 años antes de despertar y explorar todo el Océano Pacífico.