puzzles infantiles online

Puzzle Rey León

Puzzle Rey Leon

Pulsa en las siguientes im√°genes de puzzles para obtener m√°s informaci√≥n: ‚áď‚áď

¬ŅPor qu√© COMPRAR PUZZLE REY LE√ďN?

Al comprar el PUZZLE REY LE√ďN ONLINE est√° garantizado el entretenimiento para el ni√Īo o ni√Īa, es decir, el peque√Īo asocia el buen rato que pasa delante del televisor con el puzzle Rey Le√≥n 1000 piezas que tiene enfrente suyo, de esta forma obtendremos un inter√©s inicial muy valioso que sumado con el reto de la realizaci√≥n de la tarea, hace que su capacidad cognitiva y de concentraci√≥n aumente al uso. El puzzle del Rey Le√≥n llama la atenci√≥n visual del chiquito, es decir, el puzzle de Rey Leon es muy divertido y ameno.

En definitiva, el puzzle el rey le√≥n,¬† ayuda a tener una mayor capacidad de atenci√≥n, mejora la memoria visual, adem√°s potencia un mayor autocontrol y aptitud reflexiva. Es decir, compra puzzle Rey Le√≥n o puzzle 3D Rey Le√≥n ser√° LA DECISI√ďN M√ĀS ACERTADA.

Qué marcas de puzzle Rey León puedo escoger?

La verdad que todos los fabricantes de puzzles se centran en el dise√Īo y tambi√©n en la parte educativa de los ni√Īos. Las marcas m√°s completas son: puzzle Educa Rey Le√≥n, Puzzle Ravensburger Rey Leon y puzzle Clementoni Rey Le√≥n.

Dónde comprar Puzzle Rey León?

En nuestra tienda online puedes comprar de forma muy barata y fácil porque te enlaza al puzzle Rey León Amazon, no obstante, también puedes encontrarlos en: Puzzle Rey León Carrefour, Puzzle Rey León Corte Inglés, Puzzle Rey León Juguettos, entre otros.

Además de Puzzle Rey León, en nuestra tienda online también tenemos:

Puzzle Pokemon
Puzzle Pokemon
Puzzle Bob esponja
Puzzle Bob Esponja

¬ŅQuieres conocer un poco m√°s la HISTORIA de Rey Le√≥n? SIGUE LEYENDO! ‚áď ‚ást

SOBRE LA PEL√ćCULA

Cada ma√Īana, cuando el sol se asoma por el horizonte, una gigantesca formaci√≥n rocosa atrapa los primeros rayos de luz. Esta es la Roca del Orgullo, hogar de Mufasa y su encantadora esposa, la Reina Sarabi. En una ma√Īana en particular, los animales de todas las Tierras del Orgullo hab√≠an viajado a la Roca del Orgullo para honrar el nacimiento de su cachorro reci√©n nacido, Simba.

La presentaci√≥n de Simba Como parte de la celebraci√≥n, Rafiki ten√≠a un deber especial. Abri√≥ una calabaza, meti√≥ su dedo dentro e hizo una marca en la frente de Simba. Luego levant√≥ al futuro rey para que todos lo vieran. Los elefantes trompetearon con sus trompas, los monos saltaron arriba y abajo, y las cebras estamparon sus pezu√Īas con felicidad.

Mufasa le pregunt√≥ a Scar d√≥nde estaba No lejos de la ceremonia, en una cueva en la parte trasera de la Roca del Orgullo, un le√≥n desali√Īado con una melena oscura refunfu√Ī√≥. La vida no es justa. Nunca ser√© rey. Era el hermano de Mufasa, Scar, que estaba celoso de la posici√≥n de Simba como el pr√≥ximo rey. Momentos despu√©s, Mufasa estaba en la puerta de la cueva. Sarabi y yo no te vimos en la presentaci√≥n de Simba. Zazu, el consejero de confianza de Mufasa, tambi√©n apareci√≥. Deber√≠as haber sido el primero en la fila. Fui el primero en la fila hasta que naci√≥ la peque√Īa bola de pelo. Y con eso, Scar sali√≥ de la cueva.

Mufasa y Simba en la cima de la Roca del Orgullo En poco tiempo, Simba se convirti√≥ en un joven cachorro saludable y juguet√≥n. Una ma√Īana temprano, √©l y Mufasa subieron a la cima de la Roca del Orgullo. Mientras miraban el sol naciente, Mufasa se√Īal√≥ los rayos de luz que se extend√≠an por las Tierras del Orgullo. Mira Simba: Todo lo que la luz toca es nuestro reino. Simba escudri√Ī√≥ el horizonte y not√≥ una mancha oscura en la distancia. ¬ŅQu√© hay de ese lugar de sombras? Eso est√° m√°s all√° de nuestras fronteras. Nunca debes ir all√≠, Simba. Pero pens√© que un rey puede hacer lo que quiera. Hay m√°s en ser rey que salirse con la suya todo el tiempo. Todo lo que ves existe en un delicado equilibrio. Como rey debes entender ese equilibrio y respetar a todas las criaturas vivientes, desde la hormiga que se arrastra hasta el ant√≠lope saltar√≠n. Todos estamos conectados al gran C√≠rculo de la Vida.

Scar puso su pata en la cabeza de Simba. M√°s tarde, cuando Simba regres√≥ al camino, se encontr√≥ con Scar. ¬°Oye, t√≠o Scar! ¬ŅAdivina qu√©? Voy a ser el Rey de la Roca del Orgullo. ¬°Mi pap√° acaba de mostrarme todo el reino! ¬°Y voy a gobernarlo todo! Scar se ve√≠a astuto como el cachorro. No te mostr√≥ lo que hay m√°s all√° de esa colina en la frontera norte. Pues no. Dijo que no puedo ir all√≠. Y tiene toda la raz√≥n. Es demasiado peligroso. S√≥lo los leones m√°s valientes van all√≠. Prom√©teme que nunca visitar√°s ese espantoso lugar.

Simba diciéndole a Zazu que será despedido tan pronto como Simba se convierta en Rey Cuando Simba volvió a casa, encontró a su amiga Nala y a su madre, Sarafina, visitando a Sarabi. ¡Venga ya! ¡Acabo de oír hablar de este gran lugar! Las madres dieron permiso a los jóvenes para ir, siempre y cuando Zazu fuera con ellos. Simba y Nala corrieron a través de las Tierras del Orgullo en un esfuerzo por perder al pájaro vigilante. Lo llevaron a través de muchas manadas de animales hasta que finalmente lo perdieron.

Simba y Nala en el cementerio uno los cachorros se liberaron de Zazu, Simba se abalanzó sobre Nala, luego Nala volteó a Simba sobre su espalda. Cayeron por una colina y aterrizaron en un oscuro barranco cubierto de cráneos y huesos de elefante. Simba miró a su alrededor y jadeó. ¡Esto es todo! ¡Lo logramos! Antes de que los cachorros pudieran explorar más lejos, Zazu los rastreó. Estamos más allá de los límites de las Tierras del Orgullo. Y ahora mismo todos estamos en un peligro muy real.

Las hienas han encontrado a los cachorros. De repente, tres hienas se deslizaron por las cuencas de los ojos de un elefante. Asustados, Simba, Nala y Zazu saltaron hacia atr√°s. Era Banzai, su compa√Īera, Shenzi, y el siempre risue√Īo Ed. Banzai se burl√≥. Un tr√≠o de intrusos. Zazu intent√≥ llevar a los cachorros a un lugar seguro, pero Banzai lo agarr√≥ por el cuello y lo dej√≥ caer. Las hienas rodearon a su presa, lamiendo sus chuletas. ¬ŅPor qu√© tanta prisa? Nos encanta que te quedes a cenar.

Mufasa ruge cuando rescata a Simba y Nala Mientras las hienas discut√≠an sobre qui√©n se iba a comer a qui√©n, Simba, Nala y Zazu se escabulleron r√°pidamente. Pero las hienas no se distrajeron por mucho tiempo. Dieron la persecuci√≥n, y Simba y Nala tuvieron que correr tan r√°pido como pudieron. Finalmente intentaron esconderse detr√°s de unos huesos de elefante. Justo cuando parec√≠a que todo hab√≠a terminado para los cachorros, Mufasa apareci√≥ y mand√≥ a las hienas a volar con un golpe de su gran pata. Si alguna vez vuelves a ver a mi hijo… Las hienas se escabulleron, y Mufasa mir√≥ a Simba. ¬°Me desobedeciste deliberadamente! ¬°Estoy muy decepcionado de ti!

Mufasa le da a Simba una lecci√≥n de vida Mufasa envi√≥ a Nala y Zazu a casa para poder hablar en privado con su hijo. Simba se asom√≥ a su padre. S√≥lo intentaba ser valiente, como t√ļ. Ser valiente no significa que vayas a buscar problemas. Pap√°, somos amigos, ¬Ņverdad? Y siempre estaremos juntos, ¬Ņverdad? Mufasa mir√≥ a las estrellas. Simba, d√©jame decirte algo que mi padre me dijo: Mira las estrellas.

As√≠ que cuando te sientas solo, recuerda que esos reyes siempre ser√°n los que te gu√≠en. Y yo tambi√©n lo har√©. Scar traza su plan de escape con las hienas Mientras tanto, las hienas recibieron otro visitante: Un enojado Scars apareci√≥ en la guarida. Pr√°cticamente envolv√≠ esos cachorros para regalo y ni siquiera pudiste deshacerte de ellos. Scar advirti√≥ a las hienas que se prepararan. Banzai se ri√≥. ¬°S√≠! ¬°Est√©n preparados!.. ¬ŅPara qu√©? Scar lo mir√≥ con el peligro en sus ojos. Para la muerte del rey.

Simba debe correr por su vida. Al d√≠a siguiente, Scar invit√≥ a Simba a unirse al desfiladero. Cuando llegaron, Scar se volvi√≥ hacia su joven sobrino. Ahora espera aqu√≠. Tu padre tiene una maravillosa sorpresa para ti. Momentos despu√©s de irse, Scar hizo una se√Īal a las hienas, que persiguieron a una manada de √Īus directamente hacia Simba. Desde la distancia, Mufasa not√≥ el polvo que se levantaba. Scar apareci√≥ r√°pidamente a su lado. ¬°Estampida! ¬°En el desfiladero! ¬°Simba est√° ah√≠ abajo! Sin esperar ni un segundo, Mufasa sali√≥ a salvar a su joven hijo.

Mufasa est√° luchando por su vida. Mufasa se sumergi√≥ en el desfiladero y se abri√≥ paso a trav√©s de los √Īus que se acercaban. Encontr√≥ a Simba, lo agarr√≥ por la nuca y lo puso en un saliente cercano. De repente, Mufasa fue devuelto a la estampida. Desesperado, intent√≥ subir a otra cornisa desde la que Scar se qued√≥ mirando hacia abajo. Hermano, ay√ļdame. Scar alcanz√≥ a Mufasa y lo acerc√≥ lo suficiente como para susurrarle al o√≠do. Larga vida al rey. Entonces Scar solt√≥ a Mufasa y cay√≥ a su muerte. Simba se asom√≥ por la cresta justo cuando su padre desapareci√≥ bajo la estruendosa estampida.

El Rey es la muerte M√°s tarde, Scar encontr√≥ a Simba flotando sobre el cuerpo de su padre, sollozando. Fue un accidente. No quise que ocurriera. Pero el rey est√° muerto. Y si no fuera por ti, a√ļn estar√≠a vivo. ¬ŅQu√© pensar√° tu madre? Simba solloz√≥ m√°s fuerte. ¬ŅQu√© voy a hacer? Huye, Simba. ¬°Corre! Huye y no vuelvas nunca m√°s. Simba hizo lo que le dijeron, sin saber que los amigos hienas de su t√≠o hab√≠an recibido la orden de acabar con √©l. Scar regres√≥ a la Roca del Orgullo para tomar el trono.

Tim√≥n y Pumbaa rescatan a Simba de su propia muerte. Mientras tanto, Simba atraves√≥ la sabana sin comida ni agua. No pas√≥ mucho tiempo y se desmay√≥ bajo el calor del sol. Mientras los buitres volaban en c√≠rculos, un jabal√≠ de gran coraz√≥n llamado Bumbaa tropez√≥ con el joven le√≥n. Se dirigi√≥ a su fiel amigo, un suricata que hablaba r√°pido llamado Tim√≥n. Es tan lindo y est√° tan solo. ¬ŅPodemos quedarnos con √©l? Pumbaa, ¬Ņest√°s loco? Los leones se comen a los tipos como nosotros. Pero Pumbaa se llev√≥ a Simba de todos modos, y lo puso a salvo.

Simba con sus amigos mirando a las estrellas Cuando Simba se despert√≥, el primer pensamiento que me vino a la mente fue la muerte de su padre. Timon ense√Ī√≥ sobre HAKUNA MATATA, lo que significa que no hay responsabilidades, ni preocupaciones. Tienes que dejar atr√°s tu pasado. Y eso es exactamente lo que hizo Simba. Se qued√≥ en la jungla con Pumbaa y Timon mucho, mucho tiempo, y se convirti√≥ en un gran le√≥n. Pero eventualmente se volvi√≥ nost√°lgico. Una noche mir√≥ a las estrellas y record√≥ las palabras que su padre le hab√≠a dicho hace mucho tiempo. Los grandes reyes del pasado nos miran desde esas estrellas. As√≠ que cuando te sientas solo, recuerda que esos reyes siempre estar√°n ah√≠ para guiarte. Y yo tambi√©n lo har√©.

Simba ve a su mejor amiga Nala Al d√≠a siguiente, Pumbaa fue acechado y perseguido por una leona. Simba vino a rescatarlo, pero despu√©s de luchar con la leona, que lo puso f√°cilmente de espaldas, se dio cuenta de que era su viejo amigo. ¬ŅNala? ¬ŅQu√© est√°s haciendo aqu√≠? ¬ŅPor qu√© no regresaste a la Roca del Orgullo? ¬°T√ļ eres el rey! No soy el rey. Scar es Simba, dej√≥ que las hienas se apoderaran de las Tierras del Orgullo. ¬ŅQu√©? No hay comida ni agua. Si no haces algo, pronto, todos morir√°n de hambre. T√ļ eres nuestra √ļnica esperanza. No puedo regresar.

Rafiki le da consejos a Simba Simba le grit√≥ a los cielos. Dijiste que siempre estar√≠as ah√≠ para m√≠, pero no lo est√°s… por m√≠. Simba no cre√≠a que pudiera desafiar a Scar al trono, as√≠ que se qued√≥ en la selva con Nala y sus nuevos amigos. Pero Rafiki sab√≠a que hab√≠a llegado el momento de que Simba tomara su lugar en el C√≠rculo de la Vida, y se dirigi√≥ a la jungla. Simba lo vio, y se superpuso. ¬ŅQui√©nes son ustedes? La pregunta es: ¬ŅQui√©n eres t√ļ? Cre√≠ que lo sab√≠a. Ahora no estoy tan seguro. Bueno, yo s√© qui√©n eres. Eres el hijo de Mufasa. Est√° vivo, y te mostrar√© que sigues al viejo Rafiki. √Čl conoce el camino.