puzzles infantiles online

Puzzle Barbie

Puzzle Barbie

Pulsa en las siguientes imágenes de puzzles para obtener más información: ⇓⇓

¿Por qué COMPRAR PUZZLE BARBIE?

Al comprar el PUZZLE BARBIE PRINCESA está garantizado el entretenimiento para la niña, es decir, el chiquilla asocia el buen rato que pasa delante del televisor con el puzzle BARBIE ALLEGRO que tiene enfrente suyo, de esta forma obtendremos un interés inicial muy valioso que sumado con el reto de la realización de la tarea, hace que su capacidad cognitiva y de concentración aumente al uso. El puzzle de Barbie llama la atención visual de LA NIÑA, también tenemos Barbie jigsaw puzzle que es muy divertida y amena.

En definitiva, el PUZZLE BARBIE 100 PIEZAS,  ayuda a tener una mayor capacidad de atención, mejora la memoria visual, además potencia un mayor autocontrol y aptitud reflexiva. Es decir, compra puzzle BARBIE o puzzle 3D BARBIE será LA DECISIÓN MÁS ACERTADA. 🎇😍

Qué marcas de puzzle BARBIE puedo escoger?

La verdad que todos los fabricantes de puzzles se centran en el diseño y también en la parte educativa de los niños. Las marcas más completas son: puzzle Educa BARBIE, Puzzle Ravensburger BARBIE y puzzle Clementoni barbie.

Dónde comprar Puzzle BARBIE?

En nuestra tienda online puedes comprar de forma muy barata y fácil porque te enlaza al puzzle BARBIE Amazon, no obstante, también puedes encontrarlos en: Puzzle barbie Carrefour, Puzzle barbie Corte Inglés, Puzzle Barbie Juguettos, entre otros.

Además de Puzzle BARBIE, en nuestra tienda online también tenemos:

Puzzle Super Wings
Puzzle Super Wings
Puzzle Spiderman
Puzzle Spiderman
Puzzle Peppa Pig
Puzzle Peppa Pig
Puzzle Bob esponja
Puzzle Bob Esponja
Puzzle Frozen
Puzzle Frozen
Puzzle Patrulla Canina
Puzzle Patrulla Canina

¿Quieres conocer un poco más a BARBIE? LEE SU HISTORIA A CONTINUACIÓN! ⇓ ⇓ 

El impacto de la muñeca Barbie en las imágenes corporales de las niñas y la difusión de un modelo estereotipado de la feminidad ha sido objeto de amplias reflexiones. También pueden centrarse en la empresa estadounidense que la comercializa, Mattel, y sus actuales dificultades para tratar con juguetes más interactivos. Sin embargo, una historia mucho menos conocida es la de Ruth Handler, la creadora de Barbie y una de las fundadoras de Mattel.

Una sucesión de pruebas y tribulaciones

La primera parte de la vida de Ruth Handler es una sucesión de desafíos. Nacida Ruth Moskowicz en Denver, Colorado, en 1916, ella y su familia eran judíos polacos que habían inmigrado anteriormente a los Estados Unidos. La menor de 10 hijos, no pudo asistir a la universidad e inicialmente encontró trabajo como secretaria. Se casó con Elliot Handler en 1938 y juntos atravesaron la terrible experiencia de la Segunda Guerra Mundial, que afectó a todos los Estados Unidos. Luego vinieron las dificultades financieras de la joven pareja, que vivía en California con dos hijos. En ese momento Ruth tenía 30 años, pero tenía una gran ambición para su vida y una gran visión para la familia Handler.

La muñeca Barbie debe su éxito mundial a la ambición y el empuje de Ruth Handler. Animó a su marido a usar sus habilidades de diseño para crear una empresa de fabricación de objetos de plástico. Mattel fue fundada en 1945 y el éxito llegó rápidamente. Entre bastidores, la creatividad, la energía, la inteligencia, la voluntad de arriesgarse y la determinación de Ruth hicieron maravillas. Aunque no tomó el título de presidenta hasta 1967, estas cualidades la convirtieron en la verdadera líder de Mattel.

El póquer y los avances estratégicos

Una de las raras cualidades de Ruth Handler era su capacidad de anticipación visionaria. Fue capaz de analizar señales sutiles en el mercado, identificar innovaciones potenciales y desarrollar avances estratégicos.

Por ejemplo, Mattel buscaba una forma original de promocionar uno de sus primeros juguetes, una ametralladora de plástico. Si bien los juguetes se habían comercializado anteriormente a los padres, que los elegían para sus hijos, Ruth tuvo la idea de hablar directamente con los usuarios finales, como tal. El enfoque fue el programa de televisión del Mickey Mouse Club, que Mattel patrocinó en 1955. Después de ver el programa, miles de niños pidieron a sus padres el nuevo juguete, un cambio con respecto al proceso tradicional. Aunque esta idea puede parecer poco llamativa para nosotros en el siglo XXI, fue una clara ruptura en el dogma de marketing de la época.

El primer anuncio de Mattel emitido durante el Club del Mickey Mouse

Otra innovación fue el costo de esta promoción: 500.000 dólares, que en ese momento era todo el valor financiero de Mattel. Hábil jugadora de póquer, Ruth Handler estaba dispuesta a arriesgar todo el futuro de su empresa en una sola campaña publicitaria.

Ruth quería hacer un juguete para niñas, y sabía que tenía un mercado de prueba a mano, su hija Bárbara. La idea surgió durante un viaje que la familia hizo a Suiza en 1956. En el escaparate de una tienda suiza Ruth descubrió una muñeca símbolo sexual de forma generosa, Bild Lilli, basada en un personaje de dibujos animados creado para el tabloide alemán Bild. Ruth comprendió inmediatamente el potencial de marketing de la muñeca, y se llevó varias a los Estados Unidos.

En los años 50, las muñecas destinadas a las niñas eran a menudo bebés o personajes de madres o amas de casa. La idea de Ruth Handler era que las niñas de los años 50 ya no querían crecer sólo para ser madres, y la muñeca Barbie anunciaba una cierta emancipación del papel exclusivo de una madre. Mientras que ahora podemos ver en Barbie la personificación de la mujer como objeto, la idea de Ruth Handler era crear un juguete que reflejara la capacidad de las mujeres para trabajar y ser autónomas. Como ella misma declaró en su autobiografía de 1994:

Toda mi filosofía de Barbie era que a través de la muñeca, la niña podía ser cualquier cosa que quisiera ser. Barbie siempre representó el hecho de que una mujer tiene opciones“.

Cuando Ruth Handler presentó su nuevo concepto al jefe de una importante agencia de publicidad americana, declaró: “No tiene ninguna posibilidad de éxito. Está bromeando“. El comité ejecutivo de Mattel -compuesto enteramente por hombres, excepto Ruth- también se opuso a la idea. No sólo impuso el proyecto, sino que convenció al departamento de I+D de Mattel de que hiciera una muñeca que se vendiera a precio de coste, con los beneficios procedentes de la venta de ropa y accesorios.

Al mismo tiempo, nació la innovación de un producto cuyo beneficio proviene de los consumibles (en este caso, los accesorios). Tenemos aquí una pausa estimulante: la muñeca se vende a un precio muy bajo para captar un mercado y el beneficio se genera con la venta de accesorios. Este modelo de negocio se ha convertido en la norma en muchos sectores económicos.